Poder coercitivo

El poder coercitivo es lo contrario al poder de recompensa. El poder coercitivo es el poder de castigar, de quitarle algo a alguien. El poder coercitivo es el poder para forzar a alguien a hacer algo en contra de su voluntad. Es el poder de los abusivos. Puede ser una amenaza por falta de pago; puede ser la amenaza de llevarlo a la corte; puede ser la amenaza de desenmascarar a alguien; puede ser la amenaza contra la integridad física.
zxdfg
Todas estas prácticas tienen al miedo como elemento en común. El poder coercitivo, por supuesto, es efectivo, pero por lo general tienen un plazo de vida muy corto. El precio de la negociación es pagado antes de siquiera llegar a un acuerdo, y después, el precio pagado no justifica los resultado que se obtuvieron.
El objetivo principal de la coerción es el cumplimiento, así que demostraciones de daño se usan para ilustrar lo que pasaría en caso de que no cumplan con lo requerido. Cuando los gobiernos han agotado sus estrategias diplomáticas utilizan poder coercitivo. Cuando los padres de familia pierden la paciencia con sus hijos usan coerción. Cuando una persona detiene a su amigo cuando esta apunto de tirarse frente a un camión, eso es coerción. Todos estos ejemplos muestran el lado positivo de la coerción. Aunque la coerción es por lo general vista como algo negativo, también se puede usar de manera positiva, por ejemplo, para mantener la paz, a través de las leyes que refuerzan el buen comportamiento.